LA GANADERÍA HNOS.OZCOZ PROTAGONISTA DE UNA EXITOSA TARDE EN EL CONCURSO DE GANADERÍAS DE SANTA BÁRBARA

Miércoles 12 de julio, volvemos como cada año a la localidad tarraconense de Santa Bárbara, vale la pena, siempre se ven cosas y los organizadores cuidan todos los detalles. Esta vez a presenciar la tarde de concurso de los Hnos. Ozcoz. Los maños pasan por un buen momento y lo corroboraron con una tarde muy completa. Todos los ejemplares exhibidos trabajaron y mostraron esa chispa que caracteriza este vacada. En total 12 animales, conformando el siguiente corro:

Posición
Nombre
Número
1
Sardinera
225
2
Urraca
657
3
Langostera
105
4
Delincuenta
818
5
Manzanera
660
6
Oscense
34
7
Escapulario
30
8
Maleanta
489
9
Manzanerita
511
10
Manzanilla
111
11
Morropato
202
12
Sardina
813


En primer lugar la burraca Sardinera se mostró muy rápida por bajo. Arrancadas eléctricas y algunas subidas a la pirámide, quizás se echó en falta algún recorte o estirada por parte de los recortadores, muy fácil decirlo, pero la verdad es que la velocidad con la que embestía era endiablada.

Urraca gustó mucho, todo corazón, con detalles de brava. Uno de ellos lo dejó tras una subida y bajada de la pirámide tras Royo en la que acabó en los palos. Saltó el banco y remató también en barrotes. Como pero, le faltó un poco de poder, de fuerza vamos, pero aun así muy buena actuación.




La colorada Langostera trabajó con suma facilidad el banco, saltos espectaculares. También exhibió su destreza en la tijera. De vez en cuando salía suelta pero cuando hacía las cosas tenía transmisión. Remató con fuerza en el tablao y estuvo a punto de volcarlo.





En cuarto lugar Delicuenta se mostró seria, con mucha fortaleza. Tuvo varios amagos de levantarse en los carros y dejó un bonito salto de banco. En su haber, la falta de movilidad por momentos.



Manzanera salió con muchas piernas, también muy rápida, y fue a más conforme pasaron los minutos. Dejó una sensacional emparrada en un carro, y constancia de su enorme bravura.



Oscense trabajó todos los trastos, incluso llegó a saltar por el lateral de la pirámide hasta arriba. También se levantó en el cono  y tuvo un buen detalle al saltar dos veces seguidas el banco. Se mostró un poco fría, sobretodo al inicio, pero lo hizo todo, pocas veces falla, muy cumplida siempre.






El macho de la tarde fue Escapulario, joven, de guarismo 4, con una completa actuación. Nada más salir se tiró a un carro en busca de presa. Luego dejó uno de los detalles de la tarde al lanzarse al cono a la carrera detrás de un mozo. También trabajó banco y pirámide. Fue fácil andar con él, pero tenía ese punto de locura que hacía que sus acciones transmitieran en el público. Muy aplaudido.





Maleanta II salió como siempre a su ritmo y fue calentándose a medida que pasaban los minutos. Dejó una buena emparrada en un carro y se levantó por el lateral de la pirámide varias veces. Tal vez se empeñaron demasiado en volverla a levantar, si ya lo ha hecho un par de veces, ¿para que seguir insistiendo? También metió la cabeza en alguna ocasión en barrotes. Vaca con mucha peligro.




La veterana Manzanerita la vimos poco, salió con ganas pero fue encerrada rápidamente tras caer de malas maneras en la tijera. Aun así, de salida subió y bajo de la pirámide como Dios manda.

La colorada Manzanilla dejó alguna acción suelta, pero acabó un poco desfondada. Mostró su nobleza en algunos quiebros que le ejecutaron. Se levantó en el cono y estuvo a punto de coger a Royo.



Una de las tapadas fue Morropato, que cuajó muy buena actuación. Se emparró en una ocasión, hizo hilo en una acción tras Royo hasta la barrera y trabajó banco y tijera con mucha transmisión. Buena ovación del respetable y una de las vacas a tener en cuenta en este año de los de Fuentes de Ebro.




En último lugar, la conocida Sardina tampoco defraudó. Se lanzó a los carros en alguna ocasión, saltó la tijera y mostró su seriedad por toda la plaza. 




En definitiva, una muy buena actuación del hierro de la estrella, nada de novillas ni vacas poco hechas, con el denominador común de la bravura y la transmisión. Nos alegramos mucho por esta casa. También resaltar el trabajo de los recortadores que lucieron y respetaron a todos los animales, especialmente a Royo, que se la jugó en varias ocasiones.


No hay comentarios:

Publicar un comentario