GRAN CUVILLO EN ALMAZORA

Lo que vimos ayer en Almazora con el toro Blanquito de Núñez del Cuvillo fue extraordinario. Bravura, codicia, movilidad, entrega y nobleza son los adjetivos que mejor describirían el comportamiento que mostró este serio y espectacular astado venido desde El Grullo. Realizó una salida eléctrica, con el rabo estirado, como los bravos, yendo pronto y codicioso al cite de Borja, quien lo paró de salida. 

Blanquito negro nº 227 guarismo 8
Borja paró de salida al de Cuvillo, patrocinado por la peña el Trasto

Posteriormente, recorrió todo el recinto con mucha alegría y remató en todos los rincones donde era citado. La gente le cogió un respeto increíble ya que las arrancadas eran muy peligrosas, siempre arrasando barrotes. En una de ellas, cogió a un aficionado en la calle Mayor recibiendo un puntazo en el glúteo. 



Lo mejor vino en el final de su actuación, cuando en la plaza Mayor, el joven novillero local Jonathan Varea cogió la muleta y lo toreó a placer. Comenzó con unos muletazos por abajo con la rodilla flexionada, a los que Blanquito respondió con nobleza, mucha clase en la embestida, humillación y recorrido. 

Jonathan Varea toreó por abajo con sumo gusto a Blanquito


Pensamos que la cosa acabaría aquí, pero no fue así, se puso en los medios y citó de frente con la muleta por delante. El de Cuvillo se arrancó con enorme alegría y Jonathan consiguió ligar cuatro derechazos de bella factura y un buen pase de pecho rodilla en tierra. La gente enloqueció y se escuchó una enorme ovación, que puso los bellos de punta a más de uno. Quién le iba a decir a Jonathan que torearía un enorme Cuvillo en la plaza Mayor de su pueblo, ver para creer. Tarde que será recordada, y toro que seguro que estará entre los nominados a mejor juego de 2013.











El resto de la tarde quedó relegada a segundo plano, resaltar las buenas hechuras del José Luis Pereda que realizó una buena salida pero que posteriormente se paró muy pronto. Lucía un pelaje curioso, yo diría castaño salpicado, aunque en la parte superior del morrillo tenía dos manchas blancas que no sabría como definir. 

Huérfano castaño salpicado nº 11 guarismo 7

José de Onda con el de Pereda
El tercer ejemplar perteneció a Luis Algarra y demostró mucha movilidad por toda la vila, sin emplearse demasiado en los recortes.


Salida del toro de Luis Algarra

2 comentarios: